Ejecuciones hipotecarias

Somos especialistas en solucionar ejecuciones hipotecarias. Contacta con noostros y te asesoramos sin compromiso

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Una ejecución hipotecaria es un procedimiento por el cual una casa hipotecada se vende debido a que a la persona, dueña de la vivienda, le es imposible pagar la deuda. 

Es normal querer disponer de un hogar donde criar a una familia. Un espacio personal en el que uno se siente a gusto, que es propio, donde poder crecer. Para conseguirlo, la mayoría de las veces, es necesario contratar una hipoteca sobre la vivienda.

Tener vivienda propia es un derecho que tenemos todas las personas, y es algo por lo que trabajamos, para dar a nuestras familias un lugar digno donde vivir, pero hay ocasiones en las que se puede hacer complicado pagar los gastos derivados de esa hipoteca. Nosotros te ayudamos a proteger ese derecho sin ningún coste para ti. 

Paramos la ejecución hipotecaria de tu casa

Tenemos muchos años de experiencia con ejecuciones hipotecarias. La vivienda es un derecho del que no te pueden privar tan fácilmente. Te ayudamos a luchar por tus derechos.

Solicitar llamada

Rellena el formulario y te contactamos en 24 horas

=

Sigue viviendo en tu casa a pesar de la ejecución hipotecaria

La hipoteca es una especie de contrato en el que el interesado firma que compra la vivienda por una cantidad de dinero, y que cada mes pagará una cantidad hasta cubrir por completo la deuda contraída en un espacio de tiempo pactado que puede ser incluso de 30 ó 40 años.

Existen diferentes causas por las que, tal vez, te hayas encontrado en el caso de encontrarte con que pagar la hipoteca te es imposible. Quizás por la pérdida de trabajo, que se acaben los ahorros y las ayudas o por una circunstancia totalmente inesperada.

En estos casos en las que se deja de pagar varias cuotas de la hipoteca, es cuando el banco entra en acción para proceder a una ejecución de la hipoteca. Esto conlleva la venta de la casa para poder reponer el dinero que se le debe.

Seguro que cuando has comprado tu primera vivienda, o has pasado a una segunda porque tu familia ha ido creciendo, encontrar la casa de tus sueños donde poder criar a tus hijos o empezar una nueva vida ha sido una de las emociones más grandes que has podido sentir.

La vivienda habitual es el hogar donde resides de manera continua, a efectos fiscales tiene que ser el hogar donde has residido en los últimos tres años.

La ejecución hipotecaria de la vivienda habitual se empieza a realizar a partir de tres cuotas de hipoteca impagadas.

El banco te mandará una notificación como dueño de la vivienda, en la que expondrá la necesidad de abonar el importe total de las facturas que se deben, y en caso contrario la vivienda se sacará a subasta.

Como dueño de la vivienda y firmante de la hipoteca, es tu obligación hacer frente a esos pagos. Sin embargo, hay que mirar muy bien el contrato porque, en algunas ocasiones, esta ejecución es debida a cláusulas que la ley ahora considera que son abusivas, y en esos casos es importante pedir que se cumplan con tus derechos.

Tras enviar la notificación, por parte del banco, de la obligación de hacer frente a la deuda por los impagos de la hipoteca, como deudor debes hacerle frente. En caso de que te sea imposible, se puede recurrir a los avalistas.

Los avalistas son aquellas personas que se presentan en el documento de la hipoteca como aquellos que en caso de que tú, como principal deudor, te sea imposible hacer frente a los pagos, esas personas tendrán que hacerle frente a tus impagos.

En caso de que ni tú ni tus avalistas, porque a veces se pactan hipotecas sin necesidad de avales, podáis haceros cargo de la deuda contraída con el banco, este lanzará la ejecución hipotecaria.

En este caso, la entidad que te haya dado el crédito para la hipoteca, será la nueva dueña de la vivienda y te pedirá que la desalojes ante la imposibilidad por tu parte de sufragar la deuda adquirida.

Entonces el banco la lanzará a subasta para poder venderla y recuperar, de esta manera, el dinero de la hipoteca.

Que puedas perder tu casa es algo inimaginable, y duele mucho porque te has esforzado por poder sacar adelante a tu familia. 

Esto suele ser causa de tragedias humanas y sociales bastante graves. De hecho, si no es bastante con que hayas perdido tu hogar, si con su venta no es suficiente para alcanzar la cantidad de dinero que se debe, es posible que tengas que hacer frente a una deuda, tú o incluso tus herederos, por la que tendréis que responder con otros bienes materiales.

Por otro lado, si puedes pagar la deuda antes de que se saque a subasta el inmueble, podrá seguir siendo tu casa y la de tu familia mientras se siga pagando las cuotas.

A pesar de la gravedad de la situación, a nadie le gusta perder algo por lo que ha luchado con tanto esfuerzo, existen otros caminos que pueden llevar a la suspensión de una ejecución hipotecaria.

Para que se pueda conseguir esta suspensión es vital que el implicado se encuentren en unas circunstancias que podrían considerarse como especiales y que les convirtieran en parte de un colectivo vulnerable.

Por ejemplo, se pueden considerar vulnerables los que tienen una familia numerosa, familias con uno solo de los padres y con dos o más hijos a cargo. Personas que tienen bajo su responsabilidad el cuidado de personas con discapacidad o en situación de dependencia, estar desempleado y con las ayudas agotadas o familias en las que haya una persona que sea víctima de violencia de género.

En estos casos se puede recurrir la sentencia de ejecución hipotecaria y de esta manera tratar de paralizarla para que no pierdas tu casa.

Hay diferentes maneras de negociar y que sea posible que puedas seguir viviendo en tu casa, por eso es importante que un problema de embargo acudas a asesores confiables.

Nosotros somos expertos en ayudar a personas que están a punto de perder sus casas porque no pueden pagarlas.

Te ayudamos para que puedas suspender la ejecución hipotecaria, gestionar la dación en pago y recuperar tu casa, esa por la que has luchado tanto tiempo.

Te asesoramos sin ningún compromiso y te ayudamos a que puedas negociar un trato adecuado para evitar que pierdas tu casa.

¿Quieres saber cuáles son nuestros servicios?

pasos para recuperar una casa

Paramos la ejecución

Actuamos rápidamente (en menos de 24 horas desde que nos expliques tu situación), con el fin de detener la ejecución hipotecaria cuanto antes

pasos para recuperar una casa

Ideamos el plan de acción

Una vez parada, lo que haremos será estudiar contigo el plan de acción para realizar e impedir que pierdas tu casay que puedas seguir viviendo en ella

pasos para recuperar una casa

Te ayudamos

Con todo pensado y aclarado contigo, ponemos a tu disposición toda la ayuda de nuestro equipo de profesionales. 

Paramos ejecuciones en todo el territorio

Nuestro equipo cuenta con especialistas en toda España para evitar ejecuciones hipotecarias. Estés en Madrid, Barcelona, o incluso Canarias, podemos ayudarte. 

Solo tienes que llamarnos y en menos de 24 horas uno de nuestros técnicos especialistas se pondrá en contacto contigo. Te asesoramos sin compromiso ninguno por tu parte: no te compromete a nada ni tienes que pagarnos nada por anticipado. 

Solo ganamos si ttú ganas, ese es nuestro lema y queluchamos por cumplir desde el primer momento. 

 

trabajamos-en-toda-España
nos salvamos

Lassac Group Asesores
info@nossalvamos.es
722 178 853